jueves, 10 de diciembre de 2009

PREGUNTA 3: ¿DÓNDE SE ENCUENTRA EL ADN?

El ADN se encuentra dentro de las células, pero para responder a esta pregunta con mayor grado de exactitud, previamente habrá que aclarar cuánto tipos de células existen. Así, atendiendo a la presencia o ausencia de núcleo, se puede decir que existen dos grandes grupos de células. Por un lado están las células eucariotas (del griego eu-karyon, con núcleo verdadero) y por otro están las células procariotas (del griego pro-karyon, antes del núcleo). La diferencia básica entre estos dos tipos de células es que las primeras presentan una estructura membranosa llamada núcleo mientras que las segundas carecen de ella.

Al grupo de las células eucariotas pertenecen las células animales, vegetales, los hongos y un extenso grupo llamado protista, en el que están las microalgas, amebas, mohos, etc, mientras que al grupo de las células eucariotas pertenecen tanto las arqueobacterias como las eubacterias.

Pues bien, en las células eucariotas el ADN se encuentra dentro de su núcleo mientras que en las células procariotas el ADN se encuentra disperso por la región interior de éstas conocida como citoplasma. Es importante destacar que, considerando un organismo eucariota como puede ser un hombre, absolutamente todas las células somáticas de su cuerpo presentan la misma información genética –no así las células germinales, óvulos y espermatozoides, que presentan sólo la mitad de ella-. Es decir, el ADN que podemos encontrar en una célula somática del párpado de una persona es el mismo que el que este mismo individuo tendrá en una célula de su hígado.

Una mención aparte requieren los virus. Estos no se consideran organismos vivos ya que no son capaces de realizar una serie de funciones básicas por sí mismos, pero tienen material genético que puede presentarse en forma de ADN o de ARN. En este caso, el ADN se encuentra localizado en el interior de una estructura proteica llamada cápside.

jueves, 3 de diciembre de 2009

PREGUNTA 2: ¿CUÁL ES LA ESTRUCTURA DEL ADN?

Cada molécula de ADN está formada por dos cadenas alineadas entre sí de forma antiparalela (el extremo de una cadena se une al extremo contrario de la otra) formando una doble hélice. Esta es la idea que casi todo el mundo que conoce algo sobre esta molécula tiene. Pero cuando se habla de la estructura de un polímero como el ADN hay que ir más allá.

En primer lugar, cabe hablar de la estructura primaria, que es la que viene determinada por la sucesión de los cuatro nucleótidos presentes en nuestro ADN y en el de cualquier organismo vivo: Adenina, Timina, Citosina y Guanina. Los extremos de estas cadenas sencillas de ADN se llaman 5´-fosfato, o, simplemente, 5´ y 3´-hidroxilo, o, simplemente, 3´. Es a continuación cuando cabría hablar de la doble hélice, que es la forma que toma el ADN en cuanto a su estructura secundaria. Este modelo de doble hélice fue propuesto por los científicos J. Watson y F. Crick, a partir de una fotografía de rayos X tomada por R. Franklin y M. Wilkins. En la doble hélice las cadenas son complementarias ya que las guaninas quedan unidas siempre a las citosinas a través de tres enlaces químicos llamados puentes de hidrógeno, mientras que las adeninas lo hacen con las timinas gracias a dos de estos enlaces. Por último, habría que considerar la estructura terciaria del ADN, que hace referencia a cierto nivel de empaquetamiento que éste adquiere para dar lugar a los cromosomas. En función del organismo estudiado este nivel de empaquetamiento será mayor o menor, pero, en cualquier caso, será imprescindible la presencia de varias proteínas que ayudan en el proceso y ayudan también a mantener la estructura final.